Ahora me gustáis mucho más

Esta semana hemos vivido la última polémica sobre las “feminazis”. Estoy deseando surja la siguiente. El viernes pasado un grupo de feministas se plantaron delante de un teatro para tratar de impedir se representara el espectáculo de Jorge Cremades, un humorista que algunas activistas consideraban machista. Al final ganó la libertad de expresión, vino la policía, organizó el acceso y la función se celebró con éxito. Ninguna activista fue detenida. Seguir leyendo